Inicio

Liberdom surge del convencimiento de un grupo de profesionales de que la actividad de los emprendedores es la verdadera fuerza del desarrollo económico  y de que el éxito económico y social registrado en los países en desarrollo, en especial, en la primera década de este siglo, se vio favorecido por la consolidación de un marco institucional en el que la gobernanza y la libertad constituyeron pilares fundamentales para promover el óptimo desempeño de las economías.

Estas afirmaciones están amparadas en una serie de investigaciones que Liberdom viene desarrollando desde 2008 y que sustentan tres hipótesis de trabajo:

  1. La prosperidad tiene lugar cuando los agentes económicos tienen los incentivos adecuados que favorecen la utilización eficiente de los factores de producción y la asignación de los recursos a actividades creativas e innovadoras;
  2. El marco institucional (libertad y gobernanza) determina estos incentivos, que deben premiar y no penalizar la actividad emprendedora individual de forma que las oportunidades de negocio puedan ser capitalizadas en aras del interés general.
  3. Por tanto, sin la creatividad, iniciativa y carácter innovador del emprendedor, el crecimiento y el progreso de las economías a largo plazo resulta imposible cualquiera que sea su dotación de factores de producción o la dimensión de la ayuda externa.

Pero ¿qué instituciones consideramos prioritarias?: a raíz de nuestras investigaciones, nos hemos centrado en instituciones formales políticas y económicas, en concreto, consideramos  la libertad y la gobernanza como instituciones centrales en los procesos de desarrollo, siempre con la mirada puesta en el fomento de la actividad empresarial.

En Liberdom creemos en la libertad entendida en su sentido fuerte, como una unidad indivisible que integra distintas vertientes, en concreto las libertades económicas, políticas y civiles. Las libertades interactúan entre sí, de forma que la introducción de más libertad en un ámbito determinado, termina por favorecer el desarrollo de otras libertades. Cuando la elección individual, el intercambio voluntario y la protección de los derechos de propiedad no están asegurados es difícil imaginar cómo se pueden ejercer de modo significativo la libertad política o las libertades civiles.

En los países en los que existe libertad económica, el sector privado puede apoyar a las instituciones de la sociedad civil. De hecho, es más probable que se activen y consoliden los partidos políticos opositores y que aumente la solidez y diversidad de las empresas y medios de comunicación independientes, en lugares en los que el poder económico no está concentrado, ya sea en manos públicas o privadas, y rige la competencia en los mercados.

Por otra parte, la democracia permite garantizar los derechos de propiedad y dota a los países de instituciones y mecanismos de defensa de los mismos. Una democracia que debe ser mucho más que la simple elección de los que nos gobiernan.

En un entorno de libertad el desarrollo se sustenta en la capacidad emprendedora, un desarrollo económico y social que sin el marco protector de los derechos de propiedad no puede sostenerse a largo plazo.

Junto a la libertad, la gobernanza constituye un ingrediente clave para el desarrollo emprendedor. Un entorno caracterizado por la seguridad jurídica, la regulación eficiente de los mercados, las políticas activas de competencia, la eficacia gubernamental, la solidez de los derechos de propiedad, la transparencia, la lucha contra la corrupción y la libertad en todas sus vertientes asegura el crecimiento económico y la prosperidad de las sociedades.

El arte de gobernar consiste en alcanzar la combinación óptima entre libertad e intervención pública. A nuestro modo de ver, se debe favorecer la creación o consolidación de las instituciones correctoras de los fallos del mercado, pero tomando en consideración los costes de transacción, minimizando el coste de la reducción del daño derivado de los mencionados fallos e incorporando a la iniciativa privada en la resolución de los mismos valorando, incluso, que se dejen en el olvido cuando su insignificancia así lo recomiende.

Con este objetivo, Liberdom investiga, difunde y tiene la vocación de actuar sobre el terreno.

Liberdom en Twitter


Últimas entradas

Liberdom en Facebook