Archivos

La debilidad institucional fuente del conflicto en Siria

En un contexto de rebelión democrática en los países árabes, las protestas pacíficas acaecidas en Siria en demanda de una mayor libertad han sido respondidas con brutalidad y violencia por el régimen, hecho que ha cambiado el enfoque de una rebelión popular que, como las ocurridas en Bahrein o Libia, poco tiene que ver con las que caracterizaron la denominada Primavera Árabe en Túnez o Egipto.

El Gobierno sirio de Bashar al Assad no parece dispuesto a escuchar las demandas de libertad de su pueblo. Pero los tiempos son otros, otra la comunidad internacional y otro, es deseable, el desenlace.

Cuando miles de ciudadanos sirios son detenidos, desaparecen o sufren la reacción violenta de los órganos represivos del régimen, desde Liberdom queremos reivindicar la legitimidad de la lucha por la libertad de la ciudadanía siria y analizar las razones que han llevado al país al actual deterioro de su situación económica y social. 

Entre las 137 naciones consideradas en el Índice Liberdom, Siria se sitúa en el lugar 128. La debilidad de las instituciones sirias solo es superada por Venezuela o por países conocidos como estados fallidos : República del Congo, Guinea-Bissau, Angola, República Centroafricana, Chad, R.D. del Congo, Zimbabue y Myanmar. En este conjunto de países, sólo Siria, R.D. del Congo y Myanmar empeoraron sus instituciones.

La libertad económica en Siria es inferior al valor medio registrado en las economías más atrasadas del mundo; y no ha mejorado entre los años 1995 y 2010. Tampoco ha mejorado el país en términos de gobernabilidad y, por supuesto, no lo ha hecho en el ámbito de las libertades políticas y civiles, aspectos en los que presenta uno de los peores desempeños del mundo.

El desprecio del gobierno de Bashar al Assad por las instituciones democráticas y las libertades civiles y su mal desempeño en materia de regulación han conducido a Siria, inexorablemente, a la situación actual.

De poco valdrán los recursos derivados del petróleo o del gas a medio y largo plazo si el gobierno sirio no es capaz de iniciar un proceso democrático -sin retorno- y llevar a cabo una profunda reforma de la administración y el sector público con la vista puesta en la creación de un entorno más favorable y libre para a la actividad del sector privado. En ese proceso, es prioritaria la consolidación de instituciones como la libertad -en todas sus vertientes-, la gobernanza y la lucha decidida contra la corrupción.

Desafortunadamente, la violencia engendra violencia y Siria parece encaminarse hacia una guerra entre facciones como la acaecida en países como Irak o Líbano. Si no se alcanza pronto un acuerdo para iniciar el diálogo a nivel nacional -algo difícil de conseguir si continúa la represión brutal de las protestas- o el régimen no se desintegra rápidamente, el entorno institucional se desplomará aún más provocando un considerable coste económico y social para los ciudadanos sirios y un efecto dominó sobre los países de su entorno que conducirá a la región a una situación desastrosa para el desarrollo y la paz.

Puede acceder al Documento de trabajo 7 2011 de Liberdom a través de este vínculo:

2011 La debilidad institucional fuente del conflicto en Siria

Deja un comentario

  

  

  

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word